Fracaso

La aguja del pajar

se descubrió extraviada

en el cauce de los ríos

que no portan rostro

y solo saben del olvido.

Una mañana un nadie

no la buscó,

ni ha hablado, ni ha mirado

(¿quién sabrá si se ha perdido?),

y debió soltar lágrimas,

y cerrar los ojos, bajo un sauce amarillo.

Antonio Escalante


Si a ti también te gusta escribir poesía y quieres mejorar tus habilidades, quizá quieras echarle un vistazo a otras publicaciones de este blog, como «Los 4 mejores libros sobre cómo escribir poesía», así como a mi servicio de Asesoría en escritura de poemas.

Si te ha gustado este poema, no te olvides de dejar un «Me gusta» y tal vez comentar algo.

Por favor considera también apoyarme con una pequeña donación haciendo clic en el botón de Ko-fi que hallarás en la barra lateral o al fondo de la página. Eso sería una enorme ayuda para mí, pues me permitiría seguir publicando esta clase de contenido, y te lo agradecería un montón.

Compártelo:

Deja un comentario