Escritura • Libros • Poemas • Corrección • Traducción

La mejor novela distópica. 1984 de Orwell

RESEÑA: «1984» de George Orwell | La mejor distopía del siglo XX

¿Por qué Orwell describió un futuro tan desolador en su novela 1984? ¿Por qué imaginar un futuro horrible, nefasto, y no un futuro mejor al cual aspirar?

Originalmente publicada en 1949, Nineteen Eighty-Four es una novela distópica escrita por el novelista inglés George Orwell (1903-1950). Está situada en un hipotético Londres del futuro en el que Inglaterra ha sido dominada por un régimen totalitario que busca controlar incluso los pensamientos de sus ciudadanos.

A 1984 le debemos términos actualmente muy comunes relativos a las prácticas totalitarias, tales como «Gran Hermano» o «neolengua».

Junto con Un mundo feliz de Aldous Huxley y Fahrenheit 451 de Ray Bradbury, 1984 de Orwell es considerada la novela más representativa del género distópico (o antiutópico) en el siglo XX.

La distopía es el género opuesto a la utopía, que es el planteamiento imaginario de una sociedad ideal mejor que la actual. En una distopía se imagina y representa la posibilidad de un futuro indeseable, peor que la realidad actual.

La distopía suele funcionar como una advertencia del tipo: «si seguimos esta vía equivocada, acabaremos así».

La intención de Orwell con 1984, pues, no era otra que poner en guardia a sus lectores contra los peligros del totalitarismo, cuyos horrores el autor había analizado cuidadosamente, estimulado por su observación de los casos de la Rusia soviética y la España franquista.

Resumen (¡contiene spoilers!)

Winston vive en un Londres en decadencia, en la nación de Oceanía. El partido del régimen, dirigido por el Gran Hermano, vigila a Winston en todas partes a través de «telepantallas». El simple hecho de tener pensamientos rebeldes es ilegal. A Winston no le agrada el gobierno y desea oponérsele. Trabaja en el Ministerio de la Verdad, donde modifica el contenido de documentos históricos para que se adapten a los deseos del régimen.

Un día Winston empieza en secreto una relación amorosa con Julia, una compañera de trabajo que también detesta al régimen. La relación dura un tiempo. Más adelante, O’Brien, un miembro del partido, se pone en contacto con ellos y les informa que él también está en contra del gobierno y que secretamente trabaja para destruirlo. Les regala una copia del manifiesto escrito por el supuesto líder de los rebeldes.

Otro día, mientras Winston le lee el manifiesto a Julia, unos soldados irrumpen en donde están y los arrestan. A Winston lo llevan al Ministerio del Amor para torturarlo. Allí descubre que O’Brien era en realidad un espía a favor del régimen. O’Brien dirige las torturas contra Winston durante meses hasta que logra quebrar su voluntad. Le lava el cerebro y hace que Winston deje de amar a Julia para pasar a amar solo al Gran Hermano.

Mi opinión

Es asombroso lo certera y lo desgarradora, lo aguda, lúcida y bien estructurada que es la represenación ficcional hecha por Orwell en 1984 de las formas en las que proceden los regímenes totalitarios.

Incluso a pesar de que su totalitarismo sea un caso extremo, un totalitarismo llevado a sus últimas consecuencias, muchas de sus prácticas pueden rastrearse hasta casos históricos de dictaduras reales.

Se los digo yo, que nací y me crié en la Venezuela del «Socialismo del siglo XXI». He vivido bajo un régimen dictatorial. Allí pude experimentar la manipulación del lenguaje, el enriquecimiento de la élite gobernante y el empobrecimiento del resto de la población, el progresivo deterioro de todas las construcciones e infraestructuras, el uso de soplones infiltrados, la modificación a conveniencia de la memoria histórica, los nombres contradictorios de los ministerios, el uso de la fuerza y de las torturas para controlar a través del miedo, y un muy largo etcétera.

Todo eso estaba ya en 1984.

La realidad incluso ha llegado a superar a la ficción. Tenemos, por ejemplo, el caso espantoso de Corea del Norte, en donde se les hace creer a sus pobres habitantes que el Líder Supremo puede leerles la mente (en la cual, desde luego, no se permite que haya ningún pensamiento sedisioso).

El final aterrador y triste de 1984 es muy eficaz en la consecución de su objetivo: lograr hacernos repudiar algo que muy justamente debe ser repudiado por cualquier ser humano de bien.

El estilo de Orwell en 1984 es directo, claro y sencillo. El autor estaba convencido de que esa era la forma más sincera y confiable de escribir.

Su estilo también es crudo, realista y algo sombrío, pero nunca dejar de ser penetrante y fascinante.

Otro aspecto muy destacable de la novela es la invención en ella de la llamada «neolengua»: un ingenioso conjunto de neologismos y una forma específica de expresarse que, en 1984, el partido gobernante le impone a sus habitantes (esclavos) para controlarlos más fácilmente y evitar que puedan siquiera concebir la idea de rebelarse.

A pesar lo imaginativas e interesantes que son Fahrenheit 451 y Un mundo feliz, para mí 1984 las supera con creces, tanto en su agudeza y en la firmeza de sus argumentos, como en su estilo, sus imágenes y la eficacia de su impacto emocional.

Lugar perdido. Blanco y negro. Reseña de 1984

Conclusión

1984 es una novela asombrosa. Es un logro admirable, tanto desde el punto de vista intelectual como desde el punto de vista artístico y literario. Es un libro que da en el blanco, que logra lo que se propone, y que además lo logra derrochando ingenio, imaginación y profundidad.

Puntuación

5/5 ⭐️⭐️⭐️⭐️⭐️

Si aún no tienes o no has leído 1984, y quisieras tenerla en tu biblioteca, te recomiendo que compres la excelente edición de DEBOLS!LLO. Puedes conseguirla pinchando aquí:

Si estás en Latinoamérica o en Estados Unidos, tal vez prefieras adquirir el libro a través de este otro enlace.

Si prefieres leer el libro en su inglés original, puedes comprar la versión inglesa aquí o aquí.

También recomiendo probar Kindle Unlimited, que te permite descargar y leer cuando quieras más de un millón de libros electrónicos. Ofrece 30 días de prueba gratis y la suscripción se puede cancelar en cualquier momento.

Esta página contiene enlaces de afiliado. Si compras algo a través de esos enlaces, contribuirás al mantenimiento de este sitio sin tener que pagar ningún monto adicional al de tu compra. Agradezco mucho tu apoyo.

En calidad de Afiliado de Amazon, obtengo ingresos por las compras adscritas que cumplen los requisitos aplicables.

As an Amazon Associate I earn from qualifying purchases.

Compártelo:

Anterior

Y me voy extraviando…

Siguiente

El globo

4 comentarios

  1. Me ha gustado mucho.

  2. Como tú lo has dicho, esta distopía es relevante hasta hoy en día por régimenes totalitarios que hay en varios países. Gracias por la reseña. 👍🏻

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: