La máquina del tiempo (The Time Machine, 1985) del escritor inglés Herbert George Wells es considerada una de las primeras novelas de ciencia ficción y un libro precursor del moderno género distópico (sobre el cual ya hablamos en nuestra reseña de 1984).

Es una novela corta y atrapante que reflexiona de forma amena sobre temas sociológicos, científicos y evolutivos. La máquina del tiempo constituye, además, una crítica simbólica a la sociedad victoriana en la que vivió el autor (más concretamente, una crítica a la marcada división de clases y a la visión que Wells tenía de los sistemas comunista y capitalista).

La maquina del tiempo sentó varias de las bases del género de la ciencia ficción. Ante todo, es un clásico que definió muchos de los motivos recurrentes de las historias sobre viajeros en el tiempo.

Es nada más y nada menos que el primera historia de la literatura occidental sobre viajes en el tiempo.

Sobre el autor

Junto con Julio Verne (1828-1905), H. G. Wells (1866-1946) es considerado uno de los iniciadores de la ciencia ficción moderna. Fue un autor prolífico. Además de novelas y cuentos, escribió biografías, autobiografías, sátiras, libros sobre historia y sobre juegos de guerra. Es autor de las famosas novelas La isla del doctor Moreau (1896), El hombre invisible (1897) y La guerra de los mundos (1898). La máquina del tiempo es su primera novela. Fue nominado en cuatro ocasiones al Premio Nobel de Literatura.

Reloj en máquina del tiempo

Resumen del libro (¡contiene spoilers!)

En su casa, el «Viajero a través del Tiempo» les explica a un grupo de invitados su teoría del viaje en el tiempo, y luego les muestra la máquina con la que planea explorar el futuro. A la semana siguiente, los invitados regresan y el viajero les cuenta su experiencia.

El Viajero había llegado con su máquina al año 802.701 d. C. Conoció allí a unas extrañas criaturas llamadas eloi que viven una vida paradisíaca. Otros seres llamados morlocks, que viven bajo tierra, roban su máquina del tiempo. Intenta recuperarla, pero no tiene éxito. Descubre que los morlocks raptan por la noche a los eloi para comérselos. Se hace amigo de una eloi a la que llama Weena. Luego comprende que los eloi y los morlocks son razas descendientes de los antiguos humanos. En un subsiguiente enfrentamiento con los morlocks, inicia accidentalmente un gran incendio, el cual el viajero aprovecha para recuperar su máquina.

Viaja muchos más años hacia el futuro. Llega a una playa donde lo atacan cangrejos gigantes. Viaja entonces treinta millones de años al futuro y llega a una Tierra oscura en la que ya casi no quedan rastros de vida. Regresa finalmente a su época y cuenta su historia. Trae dos flores blancas como único testimonio de su aventura. Al día siguiente se embarca en otro viaje en el tiempo, pero nunca regresa.

Mi opinión

Estoy de acuerdo con J. L. Borges cuando, en uno de sus magníficos ensayos1, afirma que H. G. Wells es muy superior a Julio Verne como escritor.

Verne escribió historias llenas de imaginación, ingenio y videncia, pero esquemáticas, superficiales y racionales, dirigidas a un público adolescente.

Wells, en cambio, era un maestro de la narrativa, del suspense y la intriga que escribió historias de imaginación e ingenio desbordados, dirigidas a todas las edades (aunque en un principio puedan parecer más orientadas a los jóvenes). Escritor conciso y evocador, Wells incluye cuestiones hondas en sus libros y escribe con un estilo rico en ambigüedades que permite a los lectores verse emocionalmente reflejados en lo que leen. Permite que los lectores hagan suya la narración.

La máquina del tiempo no solo es un clásico por ser la primera novela en presentarnos una historia de viajes en el tiempo (y con un futuro distópico, además), sino porque es un libro realmente bueno. Está muy bien escrito. Te atrapa de principio a fin y pone a volar la imaginación. Es una obra maestra del suspense. Incluso logra presentar teorías científicas y sociológicas de forma intrigante.

Uno de mis momentos favoritos de La máquina del tiempo ocurre en el capítulo IX, cuando El Viajero cae en el mundo subterráneo de los hostiles morlocks e intenta escapar. Lo único que tiene para defenderse son una cerillas y una cája de fósforos (los morlocks le temen al fuego) que poco a poco se le van a acabando, hasta que solo le queda una. La tensión va aumentando con cada línea…

Portada de 'La Máquina del Tiempo'

Veredicto

En fin, La máquina del tiempo me parece una novela excelente. Muy bien narrada. Inteligente y atrapante, ingeniosa y evocadora. Recomendable para lectores de todas las edades.

Puntuación

5/5 ⭐️⭐️⭐️⭐️⭐️

Si aún no tienes o no has leído La máquina del tiempo, puedes conseguir la novela pinchando en este enlace:

Si vives en Latinoamérica o en Estados Unidos, tal vez prefieras adquirir el libro a través de este otro enlace.

Si prefieres leer el libro en su idioma original, te recomiendo comprar esta edición o esta otra.

Fuentes

[1] Borges, J. L. «El primer Wells», Otras inquisiciones. Buenos Aires: La Nación, 2005, pp. 111-114. [Puedes leer en ensayo completo pinchando en este enlace.]


Esta

Esta página contiene enlaces de afiliado. Si compras algo a través de esos enlaces, contribuirás al mantenimiento de este sitio sin tener que pagar ningún monto adicional al de tu compra. Agradezco mucho tu apoyo.

En calidad de Afiliado de Amazon, obtengo ingresos por las compras adscritas que cumplen los requisitos aplicables.

As an Amazon Associate I earn from qualifying purchases.

Compártelo: